Tras el escándalo “Dieselgate”, el Pleno del Parlamento Europeo pidió, en sus respectivas recomendaciones a los legisladores nacionales y a los estados miembros, que “establecieran sistemas de seguimiento a distancia de la flota” y “la creación de una red de teledetección a gran escala en la UE para controlar las emisiones reales del parque automovilístico e identificar a los vehículos excesivamente contaminantes con el fin de centrar los controles de conformidad en circulación y rastrear los vehículos que podrían ser modificados ilegalmente con hardware”.

Kathleen Van Brempt, expresidenta del Comité de Investigación sobre Emisiones de Vehículos de Motor, en un evento celebrado el pasado 28 de septiembre de 2017 en el Parlamento Europeo “Car Exhaust: The Potential of Remote Sensing” , volvió a insistir en que todas las autoridades de la UE son responsables de utilizar la tecnología RSD.

Esta tecnología de medición remota es capaz de medir las emisiones reales de tráfico en ubicaciones fijas acorde a los estándares de la UE de manera no intrusiva, con alta precisión y a gran escala.

El evento acogió en Bruselas a expertos de todo el mundo que discutieron acerca del futuro de esta tecnología RSD en el control de la contaminación ambiental.

El proyecto LIFE GySTRA estuvo representado por Josefina de la Fuente y Javier Buhigas, de OPUS RSE y por Niranjan VESCIO, de Opus Inspection, quien presentó además la ponencia “Remote Sensing Device: how does it work and where is it used for what purpose?”.

 

Presentaciones en el Parlamento Europeo.

 

Demostración de un equipo RSD en las calles de Bruselas.

El Parlamento Europeo acoge una jornada sobre la tecnología RSD

You May Also Like