Hace unos meses comenzó la campaña de medición en la capital búlgara. Se ha instalado un RSD+ para monitorizar la flota completa de autobuses. Los vehículos más contaminantes están siendo reparados.

Los primeros resultados demuestran que, al igual que sucede con los turismos la gran mayoría de autobuses excede su límite de emisiones respecto a su norma EURO. No obstante, hay un pequeño grupo de autobuses que emite considerablemente por encima de todos los demás, llegando a emitir hasta x4 veces más de la media.

Los primeros autobuses ya han sido reparados. Concretamente se trata de 2 autobuses fabricados en el año 2002 bajo la norma EURO3. Ambos autobuses montan motor diésel. Los dos vehículos han recibido una puesta a punto del motor y otros componentes:

– Inspección y ajuste de las válvulas del motor.
– Inspección y reparación de boquillas de motor.
– Inspección y sustitución de boquilla de control del motor.
– Comprobación y sustitución del turbocompresor.
– Comprobación, pegado o sustitución del intercooler (radiador).

Adicionalmente se ha realizado una reparación a fondo sobre el motor de uno de los autobuses.

Finalmente, SOFIA DA se ha puesto en contacto con uno de sus proveedores de autobuses para estudiar cómo atajar de una manera eficiente los problemas de emisiones de sus vehículos.

La demonstración de Bulgaria marcha sobre ruedas

You May Also Like